Orchesographie (1589) - Danzas militares y danzas bajas


Nota: Para más información sobre el contexto, ver Renacimiento: primera y segunda partes. La traducción aquí ofrecida tiene como objetivo difundir e informar sobre esta importantísima publicación para la historia de la danza. No es por lo tanto una traducción filológica ni tiene el mismo tono que adopta en el original, que puede leerse en francés medio en http://www.graner.net/nicolas/arbeau/


Consideraciones sobre la danza


Arbeau: [...] naturalmente, el hombre y la mujer se buscan [...] y no hay acto más generoso que el amor: si usted quiere casarse, debe saber que una señorita se conquista gracias a la predisposición y la gracia que se muestre en una danza, ya que en cuanto a la esgrima y al jeu de paume [juego parecido a la pelota vasca], las damas no quieren ir por temor a una espada desviada, o un pelotazo que les pudiera hacer daño [...]

Capriol: He considerado largamente lo que acaba de decir, [...] pero lo que me disgusta es que tantas personas hayan vituperado las danzas, e incluso hayan estimado que es deshonesto observarlas, como si de un acto malvado de tratase, indigno de la gravedad del hombre. He leído que Cicerón reprochó a Gabino por haber danzado. Tiberio persiguió en Roma a los bailarines. Domiciano denostó a los senadores que hubieran bailado. Alfonso, Rey de Aragón, blasfemó a los galos por deleitarse con las danzas. El santo profeta Moisés se incendió en cólera al ver bailar a los niños de Israel.


Arbeau: Por cada uno que la ha denostado, una infinidad de otras personas la ha halagado y estimado. El santo profeta David danzó ante el arca de Dios. Y en cuando al profeta Moisés, no se encolerizó por verlos bailar, sino porque esto sucedió ante un becerro de oro, al que idolatraban. En cuanto a Cicerón, él tenía várices y piernas hinchadas, y blasfemaba ante lo que él no podía realizar [...]. Los indios saludan al sol bailando. Y los que han viajado al Nuevo Mundo informan que los salvajes bailan cuando perciben que el sol se mostrará en el horizonte [continúa dando ejemplos].
[...]


Capriol: Le pido entonces, señor Arbeau, que me enseñe algo ya que sé muy bien que usted es músico y que en su juventud recibió la reputación de ser buen bailarín, fuerte y diestro para mil gallardías.


Arbeau: Danza proviene de danzar, que en latín se dice Saltare. Danzar, es decir saltar [...] mover y separar pies, manos y cuerpo con distintas cadencias, medidas y movimientos, consistentes en saltos, flexiones del cuerpo [...] elevaciones [etc.].






Danza guerrera


[primero explica cuáles son los tambores y los ritmos utilizados]
Arbeau: En la marcha de la guerra, los franceses han utilizado el tambor para marcar el tiempo, sobre el cual los soldados deben marchar. Cierto es que la mayoría de los soldados no están bien adiestrados, no más que en el resto del arte militar, pero esta no es razón para dejar de describir los modos. [...]
Durante el sonido y el golpe de estas primeras blancas y tres "suspiros" el soldado da un paso,es decir, pasa y extiende sus dos piernas de manera que en la primera nota asiente su pie izquierdo y durante las otras tres notas, levante su pie derecho para apoyarlo y asentarse en la quinta nota, y durante los tres suspiros que equivalen a tres notas, alce su pie izquierdo para volver a empezar otro paso como el anterior, y así sucesivamente en lo que dure el camino, de manera que en dos mil quinientos golpes de tambor el soldado marche una milla.

Capriol: ¿Por qué se hace marchar primero al pie izquierdo?

Arbeau: Porque la mayoría de los hombres son diestros, y el pie izquierdo es el más débil, y si ocurriera que el pie izquierdo vacilara por cualquier inconveniente, el pie derecho estaría firme y listo para remediarlo.

Capriol: Me parece que un paso, del latín passus se refiere a la expansión de los brazos, no de los pies.

Arbeau: Observa bien y hallarás que la medida de un paso con ambas piernas es del mismo largo que la expansión o extensión de los dos brazos, que los geómetras estiman en cinco pies.
[explica con detalle y notación musical las marchas militares, y los instrumentos utilizados, entre ellos una pequeña flauta usada en Francia y Alemania, con 16 agujeros]


Danzas bajas

Arbeau: Se bailaban las pavanas, las danzas bajas, los branles y las corrientes: las danzas bajas no se bailan desde hace cuarenta o cincuenta años. Mas espero que las sabias y modestas matronas las vuelvan a ejecutar, ya que es un tipo de baile lleno de honor y modestia.

Capriol: ¿Cómo bailaban nuestros padres las danzas bajas?

Arbeau: Había dos tipos de danzas bajas, unas comunes y regulares y las otras irregulares. Las regulares eran apropiadas para canciones regulares, y las irregulares para canciones irregulares.
Capriol: ¿A qué llama canciones comunes y regulares?


Arbeau: Los músicos entonces componían sus canciones en dieciséis tiempos que repetían, y así sumaban treinta y dos tiempos como introducción. En el medio había dieciséis tiempos, y al final, dieciséis tiempos repetidos, lo que sumaban treinta y dos. En total eran cuarenta y ocho tiempos los que componían la danza baja común y regular. Si la canción pasaba sus ochenta tiempos, la danza baja se llamaba irregular.

Capriole: ¿Qué movimientos convenía ejecutar en estos tiempos?

Arbeau: Antes debes saber que las canciones de las bajas danzas son tocadas en ritmo ternario, y a cada tiempo el tamboril puede conjugarse con la flauta y realizar también su ritmo ternario, golpeando los mencionados ochenta tiempos con su palillo. Dichos tiempos consisten en una mínima blanca y cuatro negras, de este modo:


KF4M3d2dddd src=

y a cada tiempo, el bailarín realiza los movimientos de pies y cuerpo, según los preceptos de la danza.
[...]
En primer lugar, cuando entres al lugar donde está la compañía preparada para la danza, eligirás una dama honesta [...] y alzando tu sombrero o bonete con la mano izquierda, le tenderás la mano derecha para llevarla a bailar. Ella, bien enseñada, te tenderá la mano izquierda y se levantará para seguirte. Luego la conducirás al final del salón, a la vista de todos, y advertirás a los músicos que toquen una danza baja. Porque de otro modo, podrían tocar inadvertidos cualquier otro tipo de danza. Y cuando comiencen a tocar, comenzarás a bailar. [...]


Capriol: Si la dama se negara sentiría mucha vergüenza.


Arbeau: Una dama bien enseñada nunca rechaza a quien le hace este honor de llevarla a bailar, y si lo hiciera, sería vista como una tonta, porque si no quiere bailar ha de ir al otro lado.
[...]
El primer movimiento es la reverencia, marcada por una gran R. El segundo tipo de movimiento es el branle, marcado por una b. El tercer tipo de movimiento son dos simples, marcados como ss. El cuarto tipo es el doble, marcado por una d. El quinto tipo de movimiento es la reanudación, marcada por una r minúscula.


Capriol: ¿Eso es todo lo que hay que bailar en una danza baja común y regular?


Arbeau: No hay ningún otro tipo de movimiento en la danza baja [...].
La danza baja entera se compone de tres partes: la primera parte se llama danza baja, la segunda parte se llama retorno de la danza baja, y la tercera y última, tordión. Te lo he dejado escrito a modo de recordatorio, para que lo aprendas de memoria.


Memoria de los movimientos de la danza baja


R b ss d r d r b ss ddd r d r b ss d r b c.

Capriol: ¿Qué significa la letra c que ha escrito al final?


Arbeau: Significa el permiso [congé, en francés] que hay que pedir de la dama, saludándola, y teniéndola siempre de la mano para retornar donde se ha comenzado, y danzar la segunda parte, el retorno de la danza baja.


Memoria de los movimientos para el retorno de la danza baja


b d r b ss ddd r d r b c


Esta letra c final es un permiso igual que el anterior, no hay R mayúscula al principio de este retorno, porque se comienza sin hacer la reverencia [...]


La reverencia tiene cuatro toques de tamboril, que acompaña cuatro tiempos de la canción que toca la flauta. Anthoine Arena, considerando que todas las danzas comienzan por el pie izquierdo, ha remarcado que la reverencia debe realizarse con el pie izquierdo [...]. En cuanto a mí, sigo a mi maestro, quien a aprendido en Poictiers, y hay que hacerla con el pie derecho:


reverence_1.gif




De este modo uno tiene la forma de girar el cuerpo y el rostro hacia la dama, y lanzarle una graciosa mirada.
Capriol: Luego de la reverencia viene el branle ¿cómo hay que ejecutarlo?


Arbeau: [...] el branle se ejecuta en cuatro golpes de tamboril, que acompaña cuatro tiempos de la canción tocada por la flauta, con los pies juntos, llevando el cuerpo suavemente al costado izquierdo con el primer tiempo, después al costado derecho, mirando a los asistentes modestamente en el segundo tiempo, luego una vez más al costado izquierdo en el tercer tiempo, y en el cuarto tiempo al costado derecho, mirando a la dama con una mirada dulce y discreta.

branle.gif



Capriol: Luego del branle, siguen dos simples, ¿cómo hay que ejecutarlos?

Arbeau: Darás un paso adelante con el pie izquierdo en el primer tiempo. Luego apoyarás el pie derecho junto al izquierdo en el segundo tiempo. Luego avanzarás con el pie derecho en el tercer tiempo. Y en el cuarto y golpe [battement, en francés] juntarás el pie izquierdo con el derecho, y así será perfecto el movimiento de dos simples. Hay que procurar no realizar estos avances con pasos tan grandes que parezca que uno quiere medir el largo de la sala, ya que la dama no podrá honestamente realizar pasos tan grandes como los harás tú. [...].

[...]


Capriol: todavía faltaría saber cómo se realiza la reanudación.

Arbeau: El movimiento llamado reanudación, precede generalmente al branle, y algunas veces al doble, y tiene cuatro tiempos de tamboril igual que los otros movimientos, el cual realizarás separando un poco las rodillas, o los pies [...].

[...]

Capriol: ¿El tordión se compone por los mismos movimientos de la danza baja y su retorno, es decir, simples, dobles, reanudaciones y branles?

Arbeau: Es otro tipo de movimiento que consiste en determinados pasos y una cadencia, que te enseñaré con mayor claridad cuando hablemos de la gallarda, porque el tordión no es otra cosa que una gallarda en el suelo.

Capriol: Enséñeme los movimientos de esta gallarda.